¿En tu casa hace mucho calor? ¡El aislamiento térmico puede ser tu solución!

Aislamiento de los últimos pisos
La importancia del aislamiento en los últimos pisos
30 junio, 2020
Pérdidas energéticas
Pérdidas energéticas en tu hogar: descubre por dónde se escapa tu dinero
31 julio, 2020
Aislamiento térmico contra el calor

En pleno ecuador del verano en España, todos estamos asistiendo a la subida de los termómetros día sí y día también. En estos momentos es normal que nos preguntemos sobre las mejores formas de mantener nuestras casas frescas para poder sobrellevar mejor las altas temperaturas, pero quizás no se te haya ocurrido pensar en una de las maneras más eficaces de reducir el calor: el aislamiento térmico.

Aislando contra el calor

La gran mayoría de personas cree que aislar su casa solo los protegerá del frío en invierno, pero la realidad es otra: el aislamiento térmico puede ayudar, y mucho, a evitar el calor extremo dentro de nuestro hogar y a crear un ambiente confortable en verano.

Lo cierto es que los materiales aislantes, como la lana mineral insuflada, reducen la velocidad a la que se transmite el calor de un espacio a otro. Es decir, en invierno impiden que se escape el calor, pero en verano dificultan que este entre en la casa.

Ventajas del aislamiento térmico contra el calor

Reduce el calor extremo

La responsable de ello, entre otros factores, es la inercia térmica, una característica de los materiales aislantes que permite mantener la temperatura estable durante todo el día en los espacios interiores. Los aislantes con alta inercia térmica absorben calor durante el día, reteniéndolo, y luego durante la noche lo disipan. De esta forma siempre estaremos cómodos en nuestro hogar aunque fuera haga mucho más calor.

Mitiga el ruido exterior

En verano solemos abrir más las ventanas para ventilar y el tránsito de personas en la calle aumenta. Es por eso que los ruidos procedentes del exterior pueden incomodarnos más que en otras épocas, pero el aislamiento térmico también ayuda a reducir estas molestias acústicas.

Disminuye el consumo energético

¿Cuántas veces has tenido que encender el aire acondicionado al máximo para refrescar tu casa? Evidentemente, esto tiene consecuencias en la factura de la luz, que se suele incrementar, y mucho durante esta época estival. Además, muchas veces tener el aire puesto no es garantía de una mayor confort térmico, ya que los fallos en aislamiento de nuestra vivienda pueden hacer que la refrigeración pierda mucha efectividad. Aislando nuestra casa también la hacemos más eficiente, y es muy probable que muchos días ni necesitemos encender el aire acondicionado, o tan solo con hacerlo un rato y a baja potencia ya conseguiremos estar frescos y a gusto en nuestro hogar.

¿Te imaginabas que el aislamiento térmico podría ayudarte a pasar menos calor en tu casa durante el verano? Si quieres empezar a disfrutar de todas estas ventajas solo tienes que ponerte en contacto con Effihaus y te informaremos de los pasos a seguir para aislar tu vivienda con insuflado de lana mineral.

Comments are closed.