Claves para mejorar el aislamiento térmico de una casa

Aislamiento sin obras
Aislar sin apenas obras: descubre los mejores sistemas aislantes para tu casa
14 mayo, 2019
Puentes térmicos
Puentes térmicos: qué son y cómo localizarlos
20 mayo, 2019
claves-aislamiento-termico

Todas las casas deberían construirse con el objetivo de crear un ambiente térmico confortable en su interior ahorrando recursos como gas o electricidad. Esto es algo que no era demasiado común hace años, pero por suerte las cosas están cambiando y cada vez se presta una mayor atención a la problemática del aislamiento ya desde la fase de diseño de las viviendas. Y es que existen unas claves fundamentales que siempre hay que tener en cuenta para lograr un hogar perfectamente aislado.

Aislamiento de cubiertas, tejados y techos

Son uno de los elementos de la construcción por los que más energía térmica se desperdicia. Tendrás que fijarte en que se encuentre correctamente aislado, especialmente si vives en una casa independiente o en la última planta de un edificio. De lo contrario el aire caliente, que siempre tiende a ascender, se escapará y acabarás pasando frío en invierno. Además esta suele ser la zona de la vivienda que más en contacto está con las inclemencias meteorológicas, por lo que un buen sistema aislante se hace imprescindible si quieres evitar problemas de humedades o corrientes de aire. Algunas soluciones para aislar cubiertas son las vigas de madera, los rastreles, los tabiquillos o incluso la instalación de cubiertas ajardinadas, pero su uso siempre dependerá de las características de la casa. Por último también hay que tener presentes los techos, que actúan como otra barrera horizontal ante el aire que asciende y a los que hay que prestar especial atención en áticos y buhardillas

Aislamiento de muros y paredes

Los muros y paredes son otra de las partes de la casa más sensibles a las pérdidas de calor, y la principal si vives en un piso que no esté en la última planta. Lo más básico es contar con paredes dobles con una cámara de aire entre ellas en la que se instala el material aislante. Si se quiere realizar el aislamiento una vez ya construidas las paredes, en Effihaus recomendamos usar la técnica del insuflado, ya que apenas requiere de obras y se realiza de forma muy sencilla y limpia. También existen métodos para aislar desde el exterior o el interior, pero debemos tener en cuenta de que engrosarán los muros y nos harán perder algo de espacio.

Aislamiento de ventanas

Las ventanas son otro de los elementos que tenemos que mirar con lupa para asegurarnos de contar con un correcto aislamiento térmico. Para empezar, lo mejor es que, a ser posible, la vivienda cuente con ventanas orientación sur, ya que son las que más sol reciben y por tanto proporcionarán calor a nuestro hogar en invierno. También es importante contar con dobles ventanas (o ventanas de doble cristal), especialmente en la fachada norte o, si se vive en una zona fría, optar por vidrios de baja emisividad, que permiten la entrada de la radiación solar al interior e impide las pérdidas hacia el exterior

Aislamiento de suelos

El aislamiento de los suelos depende en gran medida de cómo esté hecha la estructura base de la vivienda. Aun así, optar por suelos flotantes siempre es mejor opción que elegir los que van directamente encolados sobre el suelo base, y sus beneficios térmicos son aún mayores si empleamos parqué de madera y material aislante debajo.

Comments are closed.