Requisitos de una vivienda confortable

Dile adiós al ruido en tu hogar
Dile adiós al ruido en tu hogar
16 diciembre, 2019
Aislamiento insuflado Effihaus
¿Qué es el aislamiento insuflado?
17 enero, 2020
Requisitos de una vivienda confortable

Una vivienda es mucho más que una construcción, es un lugar que convertimos en hogar y por eso a todos nos gusta que sea lo más confortable posible. No por nada vamos a pasar gran parte de nuestra vida en él, y por eso debemos asegurarnos de obtener el máximo bienestar y calidad de vida dentro de sus paredes. Hoy te queremos hablar de algunos de los aspectos que influyen directamente en que tengamos una vivienda confortable.

Temperatura y humedad adecuadas durante todo el año

Para que una persona se sienta cómoda en su hogar la temperatura interior debería estar en torno a los 21ºC a 25ºC y la humedad ambiente sobre el 40% a 60%, además de no existir corrientes de aire. De este modo se alcanzaría el llamado confort higrométrico, un punto en el que los habitantes de la casa se sentirían a gusto y evitarían cualquier sensación de malestar causada por temperatura (frío, calor) o humedad (muy alta o muy baja). Para lograr este estado es necesario contar con sistemas de calefacción y refrigeración eficientes, invertir en buenas carpinterías, contar con aparatos para controlar temperatura y humedad y por supuesto con una buena instalación de aislamiento térmico.

Cuanta más luz natural, mejor

La luz del sol regula nuestros ritmos circadianos e influye directamente en nuestro estado de ánimo, además de que su presencia puede hacernos ahorrar en las facturas, tanto de electricidad como de calefacción. La presencia de este elemento es fundamental para lograr una vivienda confortable, así que lo primero será tener en cuenta la zona en la que se va a vivir y su clima. Después deberemos fijarnos en la cantidad de ventanas o lucernarios de la vivienda y en su orientación (siendo la sur la más adecuada) y por último potenciar el paso de esa luz mediante la decoración del hogar (pinturas claras, puertas interiores acristaladas, espejos, cortinas ligeras, etc.).

Aire interior de la máxima calidad

En el aire de un hogar flotan todo tipo de substancias y elementos: polvo en suspensión, polen, ácaros u otros microorganismos, humos, olores… Como nos pasamos gran parte del tiempo en nuestra vivienda estamos muy en contacto con todos ellos, lo que puede incluso acabar generando algún problema de salud si no se cuenta con las condiciones óptimas de salubridad. Sistemas de filtración y ventilación del aire, proteger nuestra casa contra las indeseables humedades, tener algunas plantas… son formas de aumentar la calidad del ambiente. Además, tener un aislamiento térmico con certificados de biosolubilidad y calidad de aire interior como el de Effihaus también contribuirá a conseguir este objetivo.

Confort acústico

El ruido es una de las cosas que más molestias causan en una vivienda. Ya sea proveniente del exterior, de los vecinos o de nuestra propia casa, la presencia de sonidos indeseados perturbará la paz de nuestro hogar, creando incomodidad. Para evitarlo lo mejor es apostar por un buen aislamiento que mitigue las ondas sonoras, como el insuflado de lana mineral de Effihaus, además de unas buenas ventanas y puertas y de una distribución adecuada de los espacios de la vivienda, sobre todo de aquellos elementos más ruidosos como televisiones, electrodomésticos, etc.

Comments are closed.