La importancia del aislamiento en los últimos pisos

Mejorar la acústica con lana mineral
Mejorar la acústica con lana mineral
18 junio, 2020
Aislamiento térmico contra el calor
¿En tu casa hace mucho calor? ¡El aislamiento térmico puede ser tu solución!
24 julio, 2020
Aislamiento de los últimos pisos

Vivir en una última planta tiene un encanto especial. Ya sea un ático, un dúplex, una buhardilla de casa… los últimos pisos pueden ofrecerte muchas ventajas, pero también pueden presentar grandes pérdidas energéticas si no están correctamente aislados. Te contamos más sobre su aislamiento a continuación.

Los últimos pisos y la eficiencia energética

Las últimas plantas, tanto en edificios como en viviendas, siempre han sido muy cotizadas por diversos motivos: mejores vistas, mayor luz natural, mayor tranquilidad por la ausencia de un piso superior… Pero no todo es de color de rosa en áticos y buhardillas: de hecho, son una de las zonas de una construcción con mayores posibilidades de tener inconvenientes térmicos si no se le pone freno.

Para empezar, sufren de importantes pérdidas de calor. Esto ocurre porque el aire caliente tiende a ascender y, al no haber otro piso más que lo frene, acaba escapándose por el tejado en hasta un 30%. Además, estos tipos de vivienda reciben una mayor incidencia del sol por su parte superior, además de estar mucho más expuestas a todo tipo de elementos climatológicos (lluvia, nieve…) que pueden provocar problemas como filtraciones, humedades, moho…

El resultado de todo esto es que la eficiencia energética se ve claramente perjudicada. En verano suele hacer demasiado calor y en invierno demasiado frío, lo que implica un mayor consumo de aire acondicionado o calefacción, sin que esto implique necesariamente una gran mejora del confort térmico.

Aislamiento térmico: gana en habitabilidad en los últimos pisos

Todos los problemas de los que hablábamos antes son muy frecuentes en áticos de edificios o en las buhardillas o plantas superiores de las casas, sobre todo si estos tienen cierta antigüedad. Es muy probable que no se haya pensado en sus peculiaridades durante su construcción y que su aislamiento sea deficiente o incluso nulo, aumentando aún más los problemas que se dan de forma natural en estas últimas plantas. En estos casos solo hay una solución posible: el aislamiento térmico.

Si se quiere mejorar el aislamiento de un último piso una de las mejores soluciones es recurrir al insuflado con lana mineral. Este se aplicaría en el techo para así crear una especie de alfombra aislante que sirva tanto para impedir los escapes de calor de dentro hacia fuera como para frenar el sobrecalentamiento provocado por el sol sobre la cubierta. También es útil aislar las paredes de las fachadas para conseguir un resultado completo, así como apostar por unas ventanas y puertas de calidad, diseñadas para reforzar ese aislamiento.

Si quieres ganar en eficiencia energética y empezar a sentirte más confortable en tu vivienda de último piso, no dudes en contactar con Effihaus. Somos expertos en insuflado de lana mineral y te asesoraremos en tu caso particular para que obtengas los mejores resultados.

Comments are closed.