Mejorar la acústica con lana mineral

Aislar sin obras
¿Aislar sin obras? Es posible
25 mayo, 2020
Aislamiento de los últimos pisos
La importancia del aislamiento en los últimos pisos
30 junio, 2020
Mejorar la acústica con lana mineral

El desempeño térmico de la lana mineral es algo ampliamente conocido en el mundo del aislamiento. No obstante, este material también presenta características muy interesantes que pueden ayudarnos a mejorar la acústica de nuestro hogar y a reducir los niveles de ruido que tantas molestias nos causan. En Effihaus te contamos más sobre las propiedades acústicas de la lana mineral.

Aislamiento y absorción acústicos: ¿es la lana mineral un material aislante?

Normalmente consideramos a la lana mineral como un material aislante. Pero que sea un buen aislante térmico no significa que también sea un buen aislante acústico. De hecho, no se puede considerar a la lana un material de aislamiento acústico como tal, pero sí un excelente absorbente acústico. ¿La diferencia? Pues bien, los aislantes acústicos son materiales que reflejan el sonido que incide sobre ellos, impidiendo que lo atraviesen. Por otro lado, los absorbentes acústicos, como la lana mineral, atrapan gran parte de las ondas sonoras en su interior, mitigándolas.

A pesar de esto, sí que podemos decir que la lana mineral contribuye a mejorar la acústica de los espacios de una vivienda en cuanto se coloca junto a otros materiales (por ejemplo cuando se insufla en la cámara de aire que deja una doble pared, como hacemos en Effihaus). Así que podemos decir que la acción conjunta de todas las capas de materiales sí que aumenta el aislamiento acústico a nivel general.

Propiedades acústicas de la lana mineral

Como comentábamos antes, uno de los aspectos más destacables de la lana mineral es que es un material termoacústico; es decir, presenta características interesantes tanto para el aislamiento térmico de un espacio como para mejorar su acústica. Si nos centramos en estas últimas, nos encontramos con que son posibles gracias a su particular estructura.

Las lanas minerales están formadas por un entramado poroso de fibras (generadas a partir de arena silícea en el caso de la lana de vidrio y de roca basáltica en el caso de la lana de roca) que las dotan de cierta flexibilidad y que además son capaces de retener aire inmóvil en el interior. Esto confiere al material de ciertos beneficios acústicos:

  • Un elevado coeficiente de absorción. La lana mineral es capaz de absorber las ondas sonoras que le llegan en un porcentaje altísimo, y las disipa transformándolas en energía calorífica.
  • Capacidad antivibratoria. La elasticidad de las fibras de la lana hace que puedan actuar como una especie de muelles que amortigüen las vibraciones sonoras. Recordemos que estas vibraciones forman parte de lo que conocemos como ruido de impacto y se transmiten por la estructura de una construcción.

Como ves, la lana mineral ofrece algunas ventajas añadidas para mejorar la acústica de cualquier estancia, tanto por el material en sí como por su acción conjunta junto a otros materiales. Si tú también quieres disfrutar de estos beneficios, contacta con nosotros para que insuflemos tus paredes con lana mineral.

Comments are closed.